Deportes en personas de la tercera edad

Como en las personas jóvenes, en las personas de la tercera edad el ejercicio tiene múltiples beneficios.

Contrario a lo que suele pensarse, los deportes no son sólo para los jóvenes. Las personas mayores y de la tercera edad también se benefician mucho de la actividad física e, incluso, podría decirse que es en los años dorados cuando más necesitamos hacer ejercicio, para evitar la aparición de enfermedades crónicas y neurodegenerativas o, si éstas ya están presentes, para aliviarlas y combatirlas.

El ejercicio físico es indispensable para combatir las consecuencias del envejecimiento y preservar la salud tanto física como mental de las personas mayores. Sin embargo, en las personas de la tercera edad es fundamental evitar los impactos fuertes y los movimientos bruscos, considerando que el cuerpo es más frágil en estos casos.

Se recomienda realizar caminatas leves, andar en bicicletas (o en su defecto, pedalear en una bicicleta estacionaria), nadar, subir escaleras, o practicar disciplinas como yoga o tai chi. El ejercicio anaeróbico es igualmente importante, por lo que es necesario realizar flexiones con pesas y, de ser posible, utilizas aparatos multifuerza, siempre con cuidado y haciendo uso de un peso acorde a las posibilidades de la persona.